martes, 24 de febrero de 2009

Análisis sobre el ensayo "La Quiebra del Lenguaje" de Rafael Cadenas

"De una manera general se puede decir que el venezolano de hoy conoce muy poco su propia lengua. No tiene conciencia del instrumento que utiliza para expresarse. En su lenguaje, admitámoslo sin muchas vueltas, se advierte una pobreza alarmante. El número de palabras que usa es escaso, está lejos de un nivel aceptable y en los casos extremos apenas rebasa los límites del español básico; por lo general no lee ni redacta bien. Infortunadamente también ignora que la propia lengua puede y debe estudiarse a lo largo de la vida; para él es sólo una tediosa materia de los programas de la escuela y el bachillerato del cual se siente al fin libre. Tampoco sabe que nunca ha recibido clases de lengua, aunque haya llegado a la universidad. Lo cierto es que el lenguaje no ocupa ningún puesto en la gama de sus intereses" (Rafael Cadenas).
Así define el autor la problemática exisitente con referencia a la quiebra del lenguaje. Innumerables son los casos en los que se presenta el denomidado descenso linguístico. Haciendo referencia a todas aquellas formas de expresión adoptados por esa masa.social, que no solo está constituida por la clase más pobre o de escasos recursos económicos, sino que también a ésta se suman: maestros, políticos, profesores, locutores, animadores, abogados, estudiantes e incluso .- menciona Cadenas académicos en general.- claro está que en menor proporción que los anteriormente mencionados .-; pareciendo no ser visto como un verdadero problema, con repercuciones en todos los aspectos de la vida del hombre, sino más bien adoptando a su vez un estado de pasividad ante éste, inclusive por parte de los antes llamados académicos puristas del siglo pasado. "La rigidez fue reemplazada por la licencia" (Rafael Cadenas).
El autor en su afán no tanto por resaltar las fallas más usuales en las que se incurre sino de alertar sobre el pelígro en el que se encuentra nuestro idiooma, a su vez tendiendo a la preservación del mismo y del algún modo despertar al "hombre" a tomar conciencia, siendo éste elemento importante e inseparable del lenguaje, hace un recorrido por los factores sociales y externos que en él influyen.
"Las diferencias en las enseñanzas de nuestro idioma por las escuelas y liceos; el espíritu de masa que mira con desconfianza toda expresión que se separe del patrón general; hasta el machismo, para el cual hablar bien resulta sospechoso . de ahi que fomente el cultivo del mal lenguaje". Podemos acotar de manera graciosa, que en la actalidad en nuestra sociedad está naciendo un nuevo prototipo de hombre llamado metrosexual y una de sus principales características es la de utilizar un lenguaje culto (aunque parezca contradictorio a lo que expresa el autor acerca del machismo), de cierto modo ésto "pudiese" en algún sentido ser incentivo para la preservación del lenguaje; quizás.

. . .
"Al diablo con el lenguaje!, hay cosas más importantes que atender!, parecería ser el lema imperante en el país (no se si las "cosas más importantes" son en realidad atendidas)" , tarando el autor con esto de generalizar ese pensamiento indiferente adoptado por la anteriormente definida Masa-Social. Cadenas culpa en gran medida a los medios de comunicación, en especial y de manera directa, al más importante y de mayor alcance desde su perspectiva, la televisión, dejando a un lado la radio, porque si bien para él es muy escuchada, la considera irremediable y deja espacio para exigirle a la televisión, que mantenga un nivel de expresión aceptable y que no contribuya a defigurar el idioma entre otras cosas.
Para nadie es un secreto que a pesar de que aún todavía por allí existen programas bien estructurados con fines educativos, lamentablemente éstos no llegan a alcanzar ni la mitad del éxito conseguido por aquellos concebidos netamente para el consumo de la masa-social; un ejemplo de éstos cita Cadenas: las escuelas del histerismo, las telenovelas todas con desfachatada vulgaridad y pésimo lenguaje .- "Las telenovelas constituyen la prueba más contundente de que en punto a idioma si se encuentra Venezuela en un estado de indigencia" -.
Cadenas posiciona a la propaganda televisiva como un factor incitante en su totalidad al consumismo, no teniendo otro fin específico más que el de vender, vender y vender a toda costa, causando según el autor "un efecto neurológico difícil de rastrear", denota también que la insesante difusión repetitiva se convierte en abuso comparando a Venezuela con otros países.
Todos estos factores articulados de manera conjunta, nos hunden cada vez más en ese abismo, que nos convierte de manera inconsciente en depredadores de nuestro propio lenguaje. Si bien es cierto, un factor determinante en ello es nuetro desconocimiento del mismo, el autor menciona al principio de su ensayo que el individuo aparte de verla como una tediosa materia en los programas educativos, desconoce que no ha recibido clase alguna de lengua y debido a esto no la pririoriza en su gama de intereses, más adelante también reza acerca del efecto formativo que tiene el lenguaje en los seres humanos debido a su interrelación constante y muy acertadamente expresa de la manera sigueinte: "El desconocimiento de su lengua lo limita como ser humano en todo sentido. Lo traba; le impide pensar, dado que sin lenguaje esta función se torna imposible; lo priva de la herencia cultural de la humanidad y especialmente la que pertenece a su ámbito linguístico; lo convierte en presa de embaucadores, pues la ignorancia lo torna inerte ante ellos y no lo deja detectar la mentira en el lenguaje, lo tranforma fácilmente en hombre-masa, ya que una conciencia del lenguaje es una de las mejores defensas frente a las fuerzas que presionan contra la individualidad"
Resulta imposible definir al ser humano tanto cualitativa como cuantitativamente, pasando por alto su forma de expresión ó para decirlo de otro modo, su habilidad en el manejo de la lengua, un ejemplo de ésto sería: (Para determinar si una persona está o no apta para ejecutar un instrumento musical cualquiera, en este caso el piano; debemos verificar primordialmente si cuenta con las herramientas necesarias para que dicha ejecución pueda efectuarse "sus manos, el sentido de la vista", asumiento éstas como las más importantes. Entonces, al momento en el que alguna de éstas fallase, observaríamos no tanto la aptitud para ejecutar el instrumento, sino más bien la dificultad que dicha falla ocacionaría, supongamos "la vista": en este caso el ejecutante tendría que valerse de otros medios para aprender a ejecutar el piano, o en otro caso que le falten "las manos" de inmediato queda inhabilitado para poder hacerlo.
De manera muy similar sucede en la vida cotidiana, si escuchamos al vendedor de papas en el centro de la ciudad, podemos asegurar que éste no nos ayudaría como mediador en algún caso jurídico; Por Qué?, sencillamente porque a través de su modo de expresión , nos da señales del grado de instrucción académica (En este caso hice una generalización , no quiero decir con esto que toda aquella persona que se exprese de manera correcta no pueda desempeñar labores como ésta, condiciones aplican).
Por lo tanto ésto nos conlleva a saber la importancia del lenguaje para el hombre como elemento activo en la sociedad: " Podría afirmarse que, en gran medida el hombre es hechura del lenguaje, Este le sirve no sólo como medio principal de comunicación, para pensar y expresar sus ideas y sentimientos, sino que también lo forma. Está unido en lo más hondo a su ser; es parte suya escencial, propia, constitutiva. En cierto modo conocemos a las personas por su manera de usar el lenguaje, este nos revela más que cualquier otro razgo".
Resumido anteriormente la importancia que tiene el lenguaje como base formativa y comunicacional, el autor destaca la posición de los pensadores como Spengler, Ortega, entre otros, en relación a dichas deformaciones linguísticas basándose únicamente en el estudio de los diversos aspectos que rodean al hombre en la actualidad y la flexibilidad que con el tiempo ha dado paso a la aceptación en insersión de nuevos modismos en la lengua, siendo responsables los académicos puristas, olvidándose en gran medida de las matrices linguísticas, (por ejemplo como menciona Cadenas que al momento de expresarse siente la satisfacción de saber que muchas de esas palabras fueron citadas de igual forma por Cervantes en aquel entonces), enalteciendo su trasccdendencia a través de los años y enfatizando, de manera casi ya comprobable el nacimiento de una nueva lengua sin antecedentes históricos. Simplemente basada en la jerga juvenil, en la usada por el hampa y todo ese conglomerado de descensos, llamados por Cadenas libertinaje linguístico y hace ésta comparación: "Es como si los obreros que han levantado un edificio comenzaran a derribarlo son saber lo que hacen y nadie tratara de impedirlo".
Compartiendo la idea y adentrándonos un poco en lo que a deseo de concienciación se refiere, acompaño a Cadenas enteramente y así concluyo este análisis: " Para mi, al menos, es evidente que alguien consciente de lo que son las palabras estará en mejores condiciones para resistir a todas las formas de manipulación que atenten con su indivisualidad, el hombre masa no tiene lenguaje, usa el que le imponen"
"No es la transformación lo que me preocupa lo que no me parece mal ¿Quién podría estar contra ese proceso?, lo que considero grave es que la olvidemos, es el ayer vivo de la lengua lo que no debe perderse".

Pág 15-34 La Quiebra del Lenguaje - Rafael Cadenas.





Angel David Sardi
Trabajo para la Cátedra Lenguaje y Comunicación
Universidad Católica Cecilio Acosta
2005